/video/ingenuo-leopardo-encuentra-puercoespin-parque-nacional-kruger-africa_30389600.html Un bebé leopardo intenta jugar con un puercoespín y esto es lo que sucede | La Bioguía Video

Bioguía utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Vídeo

Un bebé leopardo intenta jugar con un puercoespín y esto es lo que sucede

El joven leopardo no sabía que los puercoespines tiene uno de los sistemas de defensa más difíciles de atravesar

Vídeo

Un bebé leopardo intenta jugar con un puercoespín y esto es lo que sucede

El joven leopardo no sabía que los puercoespines tiene uno de los sistemas de defensa más difíciles de atravesar

 

Rocio Barquilla

11/08/2018

Seguro que has podido presenciar por ti mismo que a los gatos les encanta investigar todo lo que se mueve, sobre todo si es la primera vez que lo ven. Aunque son más grandes y por lo tanto más peligrosos, los leopardos siguen siendo felinos y por lo tanto tienen los mismos instintos.

Por eso al joven leopardo que aparece en el vídeo de este artículo le entró una irrefrenable curiosidad al encontrarse con un puercoespín. Las imágenes fueron grabadas por Ard van de Wetering y su familia, que anualmente visitan el Parque Nacional Kruger en Sudáfrica donde tuvo lugar el curioso enfrentamiento. “En todos los años que llevamos visitando el Kruger hemos tenido avistamientos maravillosos pero esta es la primera vez que presenciamos una interacción así. Ni en mis mejores sueños habría esperado disfrutar de esto”.

Paisaje común del Parque Nacional Kruger en Sudáfrica

Aunque no se puede ver el vídeo, van de Wetering nos explica los momentos previos al enfrentamientoUn leopardo desapareció entre los matorrales. Desafortunadamente, el puercoespín se escondía allí también. Poco después, tanto el leopardo como el puercoespín aparecieron justo al lado de nuestro vehículo”.

Entonces el leopardo comienza su ritual de investigación: camina paralelo al puercoespín y hace el amago de tocarlo con su pata, tratando de entender qué tipo de criatura es. Por su parte el puercoespín le manda señales amenazantes al mover su cuerpo y producir el característico ruido metálico que hacen sus púas cuando chocan entre sí.

Por supuesto, el leopardo es demasiado joven para entender todavía lo que significa ese sonido, así que sigue su juego detectivesco sin saber que los puercoespines tienen uno de los sistemas de defensa más difíciles de penetrar. De hecho es increíble ver como el peligroso roedor cambia el sentido de sus pinchos a gran velocidad para que siempre apunten directamente al felino.

Poco a poco el puercoespín se va volviendo más agresivo y comienza a lanzarse contra el leopardo, cuyos reflejos están bien desarrollados. Las púas de este defensivo roedor podrían fácilmente penetrar la piel del joven felino, lo que le causaría un tremendo dolor e incluso una posible infección. Además, tienen una especie de pincho en la punta que permite que las púas se queden clavadas durante más tiempo ¡Qué dolor!

Sin ser consciente del peligro real, el leopardo sigue intentando tocar al pobre roedor con sus patas ¡e incluso intenta pegarle un bocado! Cansado, el puercoespín se aleja hacia la carretera y el persistente leopardo le persigue. El baile continúa durante varios minutos más pero “Al final, después de media hora, el leopardo se aburrió o se dio por vencido. Era claramente inexperto y el puercoespín tenía muchos trucos que enseñar” comentó van de Wetering.

Quizás este joven leopardo no haya aprendido mucho sobre los puercoespines en su encuentro. Pero lo que es seguro es que le quedan muchos otros animales por descubrir en el Parque Nacional de Kruger, pues es una de las reservas más grandes de África.

¡Esperemos que cuando se encuentre con otros animales aún más peligrosos sea un poco más precavido!

share