Bioguía utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Vídeo

El cruel y oscuro negocio de la bilis de oso tiene casi 13000 víctimas

Se calcula que hay 13000 osos lunas torturados por su líquido biliar en granjas ilegales de China y Vietnam. El gobierno vietnamita dio un paso más hacia su objetivo de prescribir el negocio de la bilis para 2020.

Vídeo

El cruel y oscuro negocio de la bilis de oso tiene casi 13000 víctimas

Se calcula que hay 13000 osos lunas torturados por su líquido biliar en granjas ilegales de China y Vietnam. El gobierno vietnamita dio un paso más hacia su objetivo de prescribir el negocio de la bilis para 2020.

 

María L. Cid

20/11/2018

Tortura pura y dura. No hay otra manera de definir lo que se hace a los osos luna en granjas ilegales situadas en China y Vietnam. Decimos "tortura" porque "maltrato" es una palabra que se nos queda escasa ante la atrocidad.

Estos animales son capturados y drogados. A continuación, sin el menor control sanitario, se procede a encerrarlos en jaulas escasamente más grandes que sus propios cuerpos para que no puedan revolverse o plantear defensa alguna.

A continuación, se les perfora el vientre. En vivo. Hasta hallar un órgano concreto: su vesícula. Una vez localizado se les extrae hasta la última gota de su bilis.

Se calcula que esto puede estar teniendo lugar con unos trece mil ejemplares de osos luna, un bello animal de pelaje oscuro con una peculiar franja dorada y que encabezan el listado de animales explotados en el continente asiático.

¿Por qué se hace esto? Aparte de por dinero, como siempre, claro.

La idea parte de la Medicina alternativa y tradicional, que en los países citados otorga a esa bilis prodigiosos poderes curativos. Bazofia digna de cuentos de brujas, narrada alrededor de hogueras o en húmedas cuevas. Leyenda arcaica y retrógrada.

El gobierno vietnamita ha decidido dar un paso adelante rescatando a mil de estos animales de estas granjas de explotación y que -así lo esperamos- serán trasladados a santuarios naturales en los que no se les podrá hacer daño. Así parece apuntar la colaboración entre el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Vietnam y la organización animalista Animals Asia. Es realmente un segundo paso, ya que el primero se dio en 2015, cuando la Asociación Médica Vietnamita aseguraba que para 2020 dejarían de prescribir la casi-mágica bilis de osos.

Casi-mágica, porque se prescribe para cosas tan diversas como la resaca o el cáncer. Un líquido dorado que todo lo puede, sino fuera porque no es verdad. Pero mientras estas tradiciones no se corten de raíz, seguirá habiendo tráfico ilegal de esta sustancia que, a diferencia de otras ilegales, no se produce por inocuos o casi inocuos cultivos, sino que se obtiene como antes señalábamos por medio de una tortura cruel e injustificable. Y a todos debiera parecérnoslo así, aunque no te tengas a ti mismo por un devoto amante de los animales. La calificación de tortura, de crimen contra esta especie es algo más allá de cualquier duda razonable.

share