/video/asi-verias-islas-orcadas-si-tuvieses-alas-para-volar-como-aguila-orkney_31511553.html Así verías las islas Orcadas si tuvieses alas para volar como un águila | La Bioguía Video

Bioguía utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Vídeo

Así verías las islas Orcadas si tuvieses alas para volar como un águila

La belleza de las islas escocesas del norte retratada desde los cielos gracias a la vista de pájaro que nos proporciona esta águila de cola blanca

Vídeo

Así verías las islas Orcadas si tuvieses alas para volar como un águila

La belleza de las islas escocesas del norte retratada desde los cielos gracias a la vista de pájaro que nos proporciona esta águila de cola blanca

 

Rocio Barquilla

14/12/2018

Lema de Escocia: Nemo me impune lacessit (‘nadie me ofende impunemente’)

Escocia no abarca solamente la parte más septentrional de la isla de Gran Bretaña, porque en su totalidad consta de casi 800 islas que se esparcen por el océano Atlántico.

Este ellas se encuentran el archipiélago Orkney -conocido también como islas Orcadas-, a unos 16 kilómetros al norte de la costa de Caithness.

Posición de las islas Orcadas. Mapa: Morwen & Voyager

Sorprendentemente, estas islas se habitaron por primera vez hace 8.500 años por tribus del Mesolítico y del Neolítico. Por eso comprende un conjunto de los yacimientos neolíticos más antiguos y mejor conservados de Europa, catalogados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 1999.

Conocido como el “Corazón neolítico de las Orcadas”, el conjunto se compone de los yacimientos Skara Brae, Maeshowe, el anillo de Brodgar y las piedras de Stenness.

Hoy en día, los habitantes de este archipiélago cuentan con un dialecto propio, una rica herencia folclórica y una agricultura en expansión, ya que el suelo es muy fértil y el clima templado.

Además en las islas Orcadas existe una gran variedad de aves, como el águila de cola blanca que protagoniza el vídeo que abre este artículo.

Barry Blyther y Roxanne Peggie dirigen Elite Falconry, una compañía que ofrece experiencias únicas con aves como halcones, águilas, búhos o buitres. A diferencia de otras compañías, Elite Falconry se asegura de que las aves sean criadas por individuos de su propia especie, en lugar de ser criados por la mano del ser humano.

Hace un año, Blyther y Peggie decidieron acoplar una cámara a la espalda de Marra (el águila de cola blanca del vídeo) mientras sobrevolaba los acantilados de Brough of Brisay, una pequeña isla accesible durante la marea baja al noroeste de The Mainland, la isla más grande de las Orcadas.

Llevábamos mucho tiempo trabajando para poner una cámara en un ave, pero siempre quisimos hacerlo teniendo en cuenta el bienestar del animal” comenta Peggie, la cuidadora de Marra (foto).

Tras varios años desarrollando un prototipo, han conseguido crear un arnés que permite al ave darse la vuelta y volar de cara al viento sin que la cámara moleste.

Creo que nuestro método es el único en el mundo que permite acoplar la cámara a un ave para que recree su vuelo natural sin interrumpir los movimientos del animal en libertad” aclara Blyther, que es de hecho el duelo de Elite Falconry.

Aunque las águilas de cola blanca han estado al borde de la extinción, en la actualidad los programas de conservación han conseguido aumentar el número de individuos en libertad. El propio Blyther confirma que en Escocia se han llegado a ver más de cien parejas de esta especie de águila que suele habitar cerca del mar.

Y ustedes ¿alguna vez han soñado con volar por unos acantilados tan majestuosos como los del vídeo o la sola idea les da pavor?

share