Bioguía utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Vídeo

California toma medidas para la prohibición de la pesca con redes de deriva

Defienden la prohibición de su uso en favor de los derechos de los animales acuáticos y en contra de métodos de pesca agresivos

California toma medidas para la prohibición de la pesca con redes de deriva

Defienden la prohibición de su uso en favor de los derechos de los animales acuáticos y en contra de métodos de pesca agresivos

 

M. A. P.

08/06/2018

Un grupo de senadores de California ha hecho un llamamiento a las autoridades federales para prohibir las redes agalleras de deriva en la pesca comercial.

El proyecto de ley intentará limitar esta modalidad tan agresiva con especies no consideradas objetivo. Y es que, lamentablemente es bastante habitual que tortugas, leones marinos, tiburones y delfines queden inmovilizados en estas barreras artificiales.

Para los que no lo sepáis, la pesca mediante redes de deriva se sirve de mallas que en algunos casos llegan hasta los 50 kilómetros de extensión y que se colocan de forma perpendicular al barco para formar una pared vertical que atrapa todo lo que encuentra a su paso.

Animales entre redes de pesca

De acuerdo a lo expuesto por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, los peces son atrapados cuando sus branquias se atascan en las aberturas de la malla.

El tamaño de tales aberturas determina el tipo de pescado que se está intentando capturar, sin embargo, las especies más grandes no pueden atravesar la línea y se quedan enganchadas hasta que mueren o consiguen liberarse. Estas capturas fortuitas se denominan bycatch y son el motivo principal por el que los activistas exigen la prohibición de este método de pesca masiva.

Delfin llega a sensor de redes de pesca

Para mitigar la presión política y social, la industria pesquera afirma que en los últimos años se han implementado medidas en aras de reducir al máximo el número de capturas accidentales. Algunas de ellas son la colocación de dispositivos electrónicos para ahuyentar a los delfines, el uso de redes con aberturas más grandes y la vídeo-vigilancia submarina de la barrera de malla.

No obstante, a pesar de que estas iniciativas han demostrado ser más o menos efectivas, lo cierto es que desde los colectivos de presión aseguran que ninguna captura imprevista es aceptable y exigen la retirada completa de las redes de enmalle de nuestros mares y océanos.

share