Bioguía utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Vídeo

9 platos extremadamente fáciles que te harán parecer un chef profesional

Las recetas más fáciles para cualquier mano

Vídeo

9 platos extremadamente fáciles que te harán parecer un chef profesional

Las recetas más fáciles para cualquier mano

GETTY/Max Delsid
 

M. A. P.

07/07/2018

Seguro que tú también has caído alguna vez en la trampa veraniega de “te invito a mi fiesta pero trae algo de comer”. Y después del daño que ha hecho Masterchef, a ver cómo te presentas con una bolsa de patatas fritas y conservas.

Por suerte, en Reddit tienen las ideas más claras y en uno de sus foros se puso en marcha una votación cuyo resultado ha cristalizado en este Top 9 de recetas caseras.

No permitas que te traten como un cero a la izquierda gastronómicamente hablando, pasa a la acción y deja a todos con la boca abierta con este plantel de propuestas aptas para cocineros inexpertos.

9. Pizza hecha en casa

Todo un clásico que no tiene en cuenta la estación del año, pero que siempre agrada a todo el mundo: todavía no he conocido a nadie que no le guste la pizza. Compras la masa, la extiendes, añades los ingredientes que te dé la gana y la metes en el horno hasta que esté doradita. Más fácil.. imposible.

8. Ensalada de sandía

Fresca y contemporánea, esta receta reinventa el uso de viejos ingredientes y los integra en una experiencia digna de reyes. Toma nota. Base de rúcula, sandía en dados (sin pepitas), menta y queso feta. Para el aliño, aceite de oliva, vinagre balsámico y punto de sal. Si la sirves bien fría es imposible que no te respeten durante las próximas dos semanas.

7. Pollo al horno con verduras

Vamos con un plato principal. Necesitarás un pollo entero salpimentado partidos en cuartos; añade especias y úntalo con mantequilla antes de ponerlo en la bandeja del horno. Una vez en posición, añade zanahorias, mitades de cebolla, patatas y coles de bruselas. No te olvides del chorrito de vino o cerveza para darle vida. Después, 30-40 minutos a potencia media-alta y voilá, placer aviar en marcha.

6. Pannacotta

Otro básico ultra fácil de hacer. Solo necesitarás invertir 15 minutos de tu vida. Mezcla leche con nata, añade azúcar o cualquier otro edulcorante y un matiz saborizante de vainilla, raspadura de naranja, canela o licor. Por último, incorpora la gelatina y deja enfriar el resultado antes de verterlo en los moldes individuales.

5. Pasta aglio e olio

Cuando de “menos es más” se trata, el recetario italiano está plagado de ejemplos de deliciosa sencillez culinaria. Hierves pasta a tu gusto y aparte, en una sartén prepara un sofrito de ajo, perejil, zumo de limón y chile picante. Finalmente, deja que la pasta se una a la fiesta y mezclala con el aceite.

4. Ensalada caprese

Nada hay nada más sano que “una caprese” con ingredientes ecológicos. Crea un lecho de rodajas finas de tomate y láminas de queso mozzarella. Condimenta con sal, pimienta y albahaca y sírvela con una vinagreta de aceite de oliva y balsámico.

3. Plátanos Foster

Si te flaquean las fuerzas en mitad de la verbena, recupera energía con una buena dosis de azúcar. Y ya puestos a endulzarnos la vida, mejor hacerlo a lo grande. Funde mantequilla y azúcar moreno en una sartén, incorpora licor de plátano o cualquier otro de tu preferencia y corona con rodajas de plátano para que absorban el sabor de la salsa. Un consejo, cuando sirvas las porciones, acompañalas con una gran bola de helado.

2. Mantequilla de hierbas

Qué es un picoteo sin mantequilla, y como en verano nos pasamos todo el día picando, por qué no hacerlo con diferentes sabores. Funde un taco de mantequilla, añade hierbas provenzales o autóctonas de tu región y deja enfriar la mezcla en un recipiente. Si quieres conseguir un resultado más fino, cuela la mezcla antes de meterla en la nevera.

1. Palmeras de hojaldre

Para terminar, un toque francés: palmeritas caseras. Compra la masa de hojaldre en el súper y saca toda la creatividad que llevas dentro. Crea diferentes formas con la materia prima como buenamente puedas, espolvorealas con azúcar y mételas al horno hasta que estén crujientes.

Como ves, quedar bien no es tan difícil, solo necesitas un poco de planificación y buenos ingredientes. Ojalá y todos los problemas fueran como este.

share